Nace el primer centro industrial del videojuego de Galicia

Nace el primer centro industrial del videojuego de Galicia

Hace tiempo que el cine le ha tenido que dejar paso al videojuego como la industria cultural más potente. Las cifras son claras, los videojuegos facturan en España 1.359 millones de euros según la Asociación Española de Videojuegos, más del doble de lo recaudado por el séptimo arte, 602 millones de acuerdo a los datos ofrecidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Pese a los grandes ingresos generados, en Galicia no existe un tejido industrial potente en este sector. La empresa de automatización y robótica Ledisson Ait ha unido fuerzas con el estudio de videojuegos de Vigo, Polygone Studios, para crear cubrir ese hueco. Entre ambas promueven el Centro Tecnolóxico de Videoxogos de Galicia, con el objetivo de dinamizar la producción de contenido dentro del sector en la comunidad.

El director de Polygone Studios, Miguel Areán, espera inaugurar la sede a finales de este mes. Será en una pequeña nave del polígono industrial de As Gándaras en O Porriño. Areán explica que se ha escogido esta ubicación porque «es la mayor concentración industrial de Galicia», ideal para el desarrollo de videojuegos más allá del entretenimiento. Como explica el director del estudio vigués, los procesos de producción de videojuegos incluyen competencias muy útiles en otras áreas de trabajo. Por ejemplo, con la realidad virtual algunas empresas inmobiliarias han comenzado a realizar visitas virtuales a pisos piloto, o incluso a maquetas de proyectos en construcción. En esto incide Areán porque buscan que «el centro le muestre a las empresas gallegas la utilidad que puede tener un videojuego».

Se espera que el espacio funcione como un punto de encuentro de los profesionales del sector para «compartir experiencias y ayudar a poner en marcha nuevos proyectos», explica Areán. Por eso, desde el Centro Tecnolóxico de Videoxogos de Galicia lanzarán un plan de colaboración con las universidades y cursos de formación profesional en la comunidad, que consistirá en clases magistrales en los distintos centros, junto a talleres para acercar el videojuego a la sociedad gallega.

También se pondrá en marcha un sistema de tutorización que ayude a los jóvenes con cualificación, que ahora abandonan Galicia para buscar oportunidades fuera, a crear su propio estudio en la comunidad con la ayuda del centro. Además, explica Areán, «vamos a lanzar unas becas para que las personas que las soliciten puedan trabajar con los profesionales del centro durante seis meses».

El proceso de creación

Para crear un videojuego se necesitan profesionales que vienen de muchos sectores distintos, desde los más técnicos como los programadores hasta los más artísticos como los músicos, ilustradores y animadores digitales. Para terminar con los traductores y los especialistas en márketing. Muchas veces todos estos profesionales solo se comunican a través de Internet. Por eso, otro de los objetivos del Centro Tecnolóxico de Videoxogos de Galicia es ofrecer a los estudios un lugar donde ponerse en contacto y trabajar con los distintos profesionales de una manera personal. Con todo esto, el centro quiere ofrecer un lugar donde resolver las dudas de los que quieran comenzar en el sector, a la vez de demostrar que es posible vivir de los videojuegos en la comunidad creando nuevo contenido.

Fuente: La Voz de Galicia